Collserola es tierra de tradiciones populares y religiosas. Desde hace muchos años se vienen celebrando fiestas y romerías que congregan, desde las poblaciones que rodean la sierra, a miles de peregrinos que marchan en procesión hasta las ermitas situadas dentro del Parque.
Foto: Jordi Soriano / Archivo Parque

La tradición y el culto a san Medir se habían perdido y olvidado casi del todo hasta que, a partir del siglo XIX,  empezó a celebrarse una fiesta muy concurrida, que ha llegado hasta nuestros días. La romería de San Medir se celebra cada 3 de marzo.

En Sant Cugat del Vallès, esta celebración está dedicada al copatrón de la población, y es tradición que los vecinos se desplacen a pie hasta la ermita. Los peregrinos suelen hacer la ofrenda de un cirio a la imagen del santo. También es costumbre repartir habas entre los visitantes, en recuerdo de las que cultivaba el santo, y que la leyenda afirma que traen suerte. Asimismo, se celebra una gran comida popular, el tradicional baile de sardanas y de gigantes, y una actuación de castells o torres humanas.

Esta festividad también está muy arraigada en distintos barrios de Barcelona, especialmente en Gràcia. La historia empezó en el año 1830, cuando un panadero de este barrio, agradecido porque se había curado y cumpliendo una promesa hecha al santo, decidió hacer una peregrinación anual a la ermita de Sant Medir.

San Medir es un santo mártir. Pero, pese a la popularidad de su culto, probablemente se trate de un santo que en realidad no existió, ya que no hay constancia de datos ni pruebas que lo confirmen. Seguramente fue creado a partir de leyendas y otras figuras reales.

Este encuentro popular se celebra anualmente, el tercer domingo de noviembre, en la antigua iglesia románica de Sant Iscle i Santa Victòria de les Feixes de Cerdanyola del Vallès. Por la mañana, se suceden las actuaciones de danzas y bailes populares (la Moixiganga, el Baile de Gitanas, etc.) y, a continuación, se celebra una misa con el tradicional reparto de panecillos bendecidos, que la tradición popular aconseja guardar para evitar robos. Más tarde, gran baile de sardanas y comida popular.

La iglesia de Sant Iscle pertenece a la parroquia de Sant Martí. Es un templo románico del siglo xii, construido sobre una iglesia del siglo x y el cementerio de tumbas antropomorfas que la rodeaba.

A lo largo del tiempo ha sufrido varias reformas y ampliaciones. En 1995, con motivo de la conmemoración del milenario de la primera cita documental de la iglesia, se llevaron a cabo distintas excavaciones arqueológicas y se restauró el templo. El Ayuntamiento de Cerdanyola fue el promotor de estas excavaciones, en las que también participaron el Colectivo de Investigaciones Arqueológicas de Cerdanyola y estudiantes de Arqueología de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Aplec de Sant Iscle | Foto: Ajuntament de Cerdanyola del Vallès

La fiesta está dedicada a la Virgen de la Salud. Cada lunes de Pascua Granada, los vecinos se dirigen en peregrinación a la ermita situada en Collserola, portando la imagen de la Virgen. La celebración tiene sus orígenes en el siglo xviii y fue recuperada en 1997 por la asociación Amics de les Tradicions de Sant Feliu de Llobregat. En la actualidad, es una pequeña fiesta mayor de la población.

Después de la subida en carro de la Virgen, se lee el pregón y da comienzo la fiesta, con actuaciones de distintos esbarts (grupos de bailes tradicionales), cantos corales y la colla castellera (grupo que levanta torres humanas). Por la tarde, se celebra la tradicional rifa del cordero.

Uno de los actos más destacados del día es el que se lleva a cabo a la salida de la misa solemne que se oficia al mediodía: el extraordinario Ball de la Soca (Baile del Tocón), danza ritual originada seguramente en un culto arcaico, anterior al culto a la Virgen. El baile es ejecutado por varias parejas que bailan alrededor del tocón, procedente del gran árbol junto al cual fue hallada la imagen. Según la leyenda de la Virgen de la Salud, se trata de un baile de fertilidad, en el que los solteros y solteras bailaban con la esperanza de que así podrían encontrar pareja y tener descendencia.

La romería de la Salut de El Papiol se celebra cada segundo domingo de septiembre en la explanada de la ermita de la Salut, situada a los pies del Puig Madrona. La ermita está abierta todos los domingos.

La fiesta de la Salut es un encuentro organizado por la parroquia de Santa Eulàlia de El Papiol, con el apoyo del Ayuntamiento y de varias entidades y asociaciones locales, y está dedicada a la Virgen de la Salud. También participan en la fiesta los vecinos de Valldoreix.

El encuentro incluye una velada nocturna con cena popular, y al dia siguiente una comida con misa y sardanas.