A -- a

http://www.parcnaturalcollserola.cat/html/natura/pratssecs_sobreCAS.htm

Prados mediterráneos
Ambientes forestales | Ambientes de ribera | Ambientes Aquáticos | Matorrales | Prados | Ambientes rupícolas | Espacios humanizados

LOS PRADOS

 

El prado sabanoide de cerrillo (Hyparrhenietum hirta-pubescentis) lo localizamos, básicamente, en la vertiente barcelonesa que coincide con la solana de la sierra. Esta formación vegetal está considerada por la comunidad científica como una irradiación de las sabanas africanas dentro del mosaico mediterráneo.

 

Este prado se estructura en dos estratos herbáceos bien diferenciados: uno alto, que puede superar el metro de altura, dominado por el cerrillo (Hyparrhenia hirta), y otro más bajo, que llega hasta unos 30 cm, definido por el lastón (Brachypodium retusum), que puede ser muy denso y ocupar todos los espacios libres. Además, son corrientes otras especies, como el hinojo (Foeniculum vulgare), la ruda (Ruta chalepensis) y la retama (Spartium junceum).

 

Estos ambientes abiertos son áreas de gran interés ecológico, como lo demuestra la fauna que vive en ellas, aunque a primera vista pueden parecer espacios empobrecidos por la falta de árboles.

 

Años atrás, los prados de cerrillo se extendieron por las laderas soleadas debido a la tala de las zonas boscosas. Durante bastantes años se utilizaron para el pasto de ovejas y cabras, por lo que los pastores quemaban periódicamente las matas y los arbustos que crecían en ellos. Al desaparecer el pasto, se inició la regeneración de la vegetación leñosa, que ha sido, en general, bastante exitosa. Actualmente, se observa una clara relación entre la distribución de estos prados y la frecuencia de los incendios que se producen en la zona.

 


 

La fauna de los prados

 

En primer lugar, cabe mencionar la presencia de un invertebrado de gran interés. Se trata concretamente de un ortóptero, es decir, una langosta llamada Brachycrotaphus tryxalicerus, característica de las sabanas africanas y que, fuera de la península Ibérica, en Europa solo encontramos en la isla de Sicilia.

 

También tiene interés la presencia de un heteróptero, una chinche de campo, Vibertiola cinerea, igualmente ligada a estos ambientes y escasamente distribuida.

 

Dentro del grupo de los vertebrados, lógicamente estos ambientes abiertos tienen un interés especial para los reptiles, animales ectotermos, es decir, que dependen de una fuente externa de calor para mantener la actividad. Los prados y los matorrales son los ambientes más colonizados por las lagartijas: la lagartija ibérica (Podarcis hispanica) y, más específicamente, la lagartija colilarga (Psamodromus hispanicus). Las serpientes más frecuentes son la culebra de escalera (Elaphe scalaris) y la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus).

 

Los pájaros más propios son la tarabilla común (Saxicola torquata), que podemos observar posada sobre una rama que utiliza de atalaya, el buitrón (Cisticola juncidis) y las urracas (Pica pica). Al igual que en los matorrales, en invierno son frecuentes los grupos de pájaros fringílidos.

 

 

 

Consorci del Parc Natural de la Serra de Collserola
Ctra. de l'Església, 92. 08017 Barcelona. T: 932 803 552

MAPA WEBCONTACTOAVISOS LEGALES

Esta web utiliza cookies de terceros para recopilar información estadística sobre las consultas recibidas. Si sigue navegando, consideramos que lo accepta.