Dadas las características del Parque de Collserola, es imprescindible contar con la complicidad y la implicación de la ciudadanía para hacer más efectiva su gestión.

Por este motivo, uno de los objetivos del Consorcio es fomentar la relación y el trabajo conjunto con el máximo número posible de personas y colectivos (entidades o empresas) del ámbito del Parque. Esto significa compartir con ellos la divulgación de los valores de la sierra, pero también hacerles partícipes y agentes activos de todo aquello que supone la conservación y mejora del patrimonio natural y construido del Parque, es decir, de lo que implica su gestión.

Dos realidades facilitan esta colaboración: la existencia del tejido asociativo y el voluntariado.

Y para que ello sea posible, hace años que se vienen desarrollando una serie de programas de voluntariado y fomento de la participación, dirigidos tanto a personas a título individual como a entidades, asociaciones y empresas, para que cada una de ellas encuentre el espacio de relación y colaboración con el Consorcio que se adecue mejor a sus características.

Todos los programas incluyen:

— Actividades de sensibilización y formación sobre Collserola, el Parque y sus características, con distintos formatos, en función del programa.
— Actuaciones de mejora, seguimiento, mantenimiento y control de los elementos que configuran los sistemas naturales y el patrimonio, o su uso.
— Momentos de participación, intercambio y reflexión sobre la gestión del Parque.

 

La Ley catalana 25/2015, de 30 de julio, del Voluntariado y de Fomento del Asociacionismo, que tiene como uno de sus principales objetivos la definición del voluntariado y de su marco de desarrollo, atribuye a las administraciones la labor de promoción, colaboración y fomento del voluntariado. Esto incluye también la realización de proyectos y campañas puntuales de sensibilización.

En el caso del Parque, se concreta en el trabajo conjunto que lleva a cabo el Consorcio con las entidades ya existentes en el ámbito de Collserola, en el marco de diferentes programas y para la organización de actividades puntuales dirigidas a la ciudadanía en general.

Así, las personas interesadas en colaborar en el mantenimiento y la mejora del Parque pueden hacerlo de dos formas:

— Puntualmente, en las matinales que cada trimestre organiza el Consorcio, a menudo junto con otras entidades, y que se publican en la Agenda del Parque bajo el título ¿Quieres colaborar?. En estas sesiones, se llevan a cabo distintas actuaciones de mantenimiento de algún elemento del patrimonio, como fuentes, cabañas de viña, etc., o se realizan observaciones sobre algún aspecto relacionado con la vegetación, la fauna o el uso del Parque.

— Dentro de alguna entidad, asociación o empresa que lleve a cabo algún proyecto de colaboración con el Consorcio.

Dentro del ámbito del Parque, existe un gran conjunto de entidades y asociaciones, con distintas características, objetivos y motivaciones, que centran sus actuaciones en temas muy variados. Algunas de ellas tienen como territorio de referencia toda la sierra de Collserola, mientras que otras están vinculadas a una zona o territorio concreto.

Hace años que muchas de estas entidades colaboran con el Consorcio aportando su conocimiento sobre el territorio, contribuyendo a la divulgación de sus valores, participando en su conservación o expresando su opinión sobre los distintos temas que van surgiendo en relación con la gestión de este espacio natural. Desde siempre, esta colaboración ha sido considerada como una oportunidad, porque permite configurar una red de entidades, un espacio de conocimiento mutuo y de trabajo conjunto, que facilita la comunicación, el traspaso de información, el debate sobre diferentes aspectos de la gestión, la asunción de estrategias, etc., así como la realización de actuaciones concretas.

Con el tiempo, se han ido configurando una serie de espacios y programas que pretenden dar respuesta a las distintas formas de colaboración.

Programa Colaboremos con el Parque

Muchas entidades o asociaciones desean contribuir a la difusión de los valores de Collserola, así como a la mejora y mantenimiento de su patrimonio, mediante distintas actuaciones o actividades. Para su realización, los técnicos del Consorcio y los representantes de cada una de las entidades acuerdan la forma en que se concreta la colaboración.

Estas colaboraciones pueden ser:

— Puntuales. Se trata de actuaciones de un día o una mañana.

— Periódicas. Suelen girar en torno a un tema o ámbito de gestión, o están relacionadas con la mejora de un espacio o zona que la entidad «apadrina». En este caso, el Consorcio y la entidad o asociación elaboran un proyecto de colaboración, que se concreta anualmente en un plan de trabajo.

El proyecto contempla el contenido de las actuaciones, la formación y asesoramiento técnico necesarios, y su divulgación.

Las actuaciones a realizar varían en función de las características de cada entidad: municipio y ámbito al que pertenece, edad de los participantes, disponibilidad, intereses, etc. Se trata de llevar a cabo trabajos que tengan sentido en el día a día del Parque y que, por lo tanto, supongan una contribución real a su funcionamiento, pero que no requieran necesariamente un conocimiento o una especialización previos.

Algunas entidades especializadas centran precisamente su colaboración en aportaciones dentro de su ámbito de conocimiento. En todos los casos, se procura que sirvan para que los participantes adquieran un conocimiento más amplio de los valores de Collserola y de lo que supone su gestión.

Actividades que se llevan a cabo:

  • Relacionadas con la divulgación de los valores del Parque

Guía de itinerarios a pie.

Información y divulgación de buenas prácticas.

  • Relacionadas con el mantenimiento y la mejora del Parque:
  1. Relacionadas con los sistemas naturales

Seguimiento y mantenimiento de las repoblaciones.

Plantaciones y reposiciones puntuales de árboles.

Seguimiento de la evolución de una zona quemada y reposición de árboles quemados.

Seguimiento de la flora prioritaria y de interés local.

Seguimiento de la eliminación de plantas alóctonas invasoras.

Seguimiento de la distribución de los árboles singulares.

Control y mantenimiento de pequeños abrevaderos.

Seguimiento de la fauna del pantano.

Colocación de cajas nido para murciélagos y seguimiento de su uso.

  1. Relacionadas con los elementos construidos

Catalogación y mantenimiento de fuentes.

Catalogación y mantenimiento de cabañas de viña u otros elementos de piedra seca.

  1. Relacionadas con el uso del Parque

Revisión y mantenimiento de la señalización de los itinerarios a pie.

Observación sobre el uso del parque natural.

Limpieza de zonas.

Recuperación y acondicionamiento de espacios.

Además de la realización de actuaciones concretas, el programa Colaboremos con el Parque tiene también otros objetivos igual de importantes:

Facilitar el conocimiento mutuo, entre el Consorcio y las entidades, y entre ellas mismas, sobre aquello que estamos haciendo entre todos en el Parque.

Posibilitar el intercambio de información sobre el Parque, y sobre aspectos y temas de su gestión.

Facilitar la participación de las entidades en la gestión de los temas y espacios que, por sus características, les son más próximos, mediante actividades de formación, sensibilización y reflexión.

Un buen momento para hacer efectivos estos objetivos son los encuentros de entidades, que se llevan a cabo a lo largo del año y que ofrecen tanto espacios para facilitar el conocimiento y el intercambio, como actividades de formación, momentos de reflexión, etc.

Tras unos cuantos años de funcionamiento de este programa, ya podemos hablar de una incipiente red de entidades colaboradoras que comparten información, y que, incluso en algunas ocasiones, realizan actividades conjuntas.

Programas de participación en la gestión

Bajo este título encontramos proyectos relacionados con la gestión de determinadas zonas o de determinadas problemáticas en las que la participación ciudadana es imprescindible para obtener buenos resultados. A continuación se exponen algunos ejemplos de estos programas.

  • Proyecto de participación en la erradicación del ailanto

Aunque el Consorcio gestiona la problemática que suponen las plantas alóctonas invasoras, sin la colaboración de las personas que viven dentro del territorio del Parque su acción no surtiría efecto.

La propuesta de una asociación vecinal de llevar a cabo una actuación de divulgación sobre el tema, así como una eliminación de ailantos jóvenes en el año 2015, fue el embrión de lo que acabaría siendo este proyecto.

A partir de aquel momento, este espacio de participación se organizó en campañas anuales con los siguientes objetivos:

Divulgar esta problemática a todos los vecinos y vecinas de los distintos barrios que se encuentran dentro del Parque, de forma conjunta con las entidades vecinales ya existentes.

Ampliar el conocimiento sobre su alcance con su ayuda.

Ampliar la superficie tratada, añadiendo la de las parcelas privadas a la que ya se trabaja en las fincas públicas.

  • Proyecto de gestión participada de la riera de Vallvidrera

En 2007 se inició un proceso participativo para la recuperación de la riera de Vallvidrera. El proyecto se enmarcaba en la línea de trabajo que llevaba a cabo la Agencia Catalana del Agua (ACA) para cumplir con la Directiva Marco del Agua, una normativa europea de obligado cumplimiento, para todos los estados miembros, con el fin de conseguir el buen estado de todas las aguas a finales de 2015.

El Consorcio del Parque de Collserola, la Universidad de Barcelona y la Associació Hàbitats constituyeron un grupo impulsor del proyecto, que se llevó a cabo con el apoyo de la ACA y de los tres municipios implicados: Molins de Rei, Sant Cugat del Vallès y el Distrito de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona.

Participaron en el proceso varias entidades y personas del territorio interesadas en trabajar conjuntamente por la riera.

Para más información: www.parccollserola.net/rieravallvidrera/

Aunque hace años que no se realizan actuaciones técnicas de mejora, periódicamente algunas entidades llevan a cabo el seguimiento del estado ecológico de algunos puntos que tienen apadrinados, dentro del marco del Proyecto Ríos, o el control y mantenimiento de actuaciones anteriores: seguimiento del crecimiento de los árboles plantados, eliminación de plantas invasoras, etc.

Programa de transición agroecológica

El Consejo Consultivo

El Consejo Consultivo es el órgano participativo del Consorcio del Parque de Collserola donde se encuentran representados los distintos sectores sociales, académicos, culturales, profesionales y económicos, así como entidades privadas sin ánimo de lucro, que persiguen fines de interés general concurrentes con los propios del Consorcio.

Las funciones del Consejo son la información, la consulta y el asesoramiento con respecto al plan de actuaciones e inversiones del Consorcio.

En la actualidad, está formado por 51 entidades.

Actividades de responsabilidad social corporativa (RSC) en el Parque

Hace ya un tiempo que algunas empresas, de acuerdo con sus trabajadores, además de la actividad productiva se han planteado como objetivo contribuir de algún modo a la mejora social y ambiental de la comunidad donde están ubicadas. Esto es lo que pretende el voluntariado empresarial, que se enmarca dentro de la responsabilidad social corporativa (RSC).

Sus acciones pueden desarrollarse en muchos ámbitos distintos, siendo el ambiental uno de ellos, y pueden concretarse en la realización de acciones continuadas o puntuales. En todos los casos, las empresas ponen a disposición de los trabajadores un número determinado de horas dentro de la jornada laboral para que desarrollen estas actuaciones, costeando aspectos como el transporte y las dietas. Además, realizan una contribución económica para la gestión del territorio, en concepto de organización y dirección técnica de la actividad.

La proximidad de Collserola con respecto a muchos núcleos empresariales ha hecho que distintas entidades hayan considerado la sierra como un lugar ideal para este tipo de colaboración.

Dado que uno de los objetivos del Consorcio es divulgar los valores del Parque e implicar a la ciudadanía en la gestión de un espacio natural protegido, las actividades de RSC representan una buena oportunidad para trabajar de forma conjunta con el sector.

Mediante estas actividades, muchas personas se acercan a la sierra y viven una experiencia original y de compromiso con su entorno, que les permite conocer más de cerca el día a día del Parque en un clima informal: cuáles son los trabajos diarios de mantenimiento y mejora del patrimonio natural y arquitectónico, cómo se divulgan los valores del Parque e, incluso, cuáles son las tareas administrativas derivadas de todo ello.

Para que los resultados sean los deseados, estas actividades tienen presentes una serie de aspectos compartidos entre empresas y trabajadores:

  • Previamente a la visita al Parque, siempre se lleva a cabo una reunión con los responsables de la empresa para compartir los objetivos y planteamientos del Consorcio en relación con el voluntariado corporativo, así como para organizar el programa de la actividad.
  • El programa y el horario de trabajo se deciden de forma conjunta con los responsables de la empresa, en función de la época del año, el número de personas, el municipio donde se llevará a cabo, etc. Normalmente, supone unas tres horas.
  • La actuación a realizar varía según las características del grupo: el mantenimiento de una fuente, sus accesos y alrededores; la revisión de la señalización; la eliminación de plantas invasoras; la recogida de escombros, etc.
  • El día de la actividad, parte de la actuación consiste en la divulgación e información sobre los valores de Collserola, el Parque y su gestión. Por ello, en la medida de lo posible se visita el Centro de Información de Baixador de Vallvidrera, que ofrece recursos para ayudar a cumplir este objetivo, como pueden ser exposiciones, vídeos, etc.
  • Las actuaciones, que duran entre dos y tres horas, siempre son trabajos de los que se realizan habitualmente en el Parque y que, por lo tanto, tienen sentido y utilidad.
  • Se procura que el número de personas voluntarias no represente un perjuicio para la zona. Por ello, lo óptimo es que el grupo esté constituido por unas 10-50 personas, que se organizan en subgrupos para trabajar mejor.
  • Este grupo de personas siempre estará acompañado por uno o dos técnicos del Parque.
  • Todas las colaboraciones se difunden en la web y el boletín del Parque, así como en las redes sociales.

El programa de trabajo que se propone consta de distintas partes:

  • Presentación del Parque y su gestión, que sirve para enmarcar la acción a realizar y que efectúa un técnico o técnica del Consorcio.
  • Desplazamiento hasta la zona donde se realizará la actuación.
  • Presentación de la acción y de los trabajos concretos a llevar a cabo.
  • Realización de la actuación (dos o tres horas), tutelada por un técnico o técnica del Consorcio.
  • Valoración de la actividad.

El precio de esta colaboración es de 110,40 euros para un grupo de 25 personas. Incluye el trabajo de coordinación de los técnicos del Parque, así como las herramientas y materiales que se utilizarán.

El transporte y las dietas van a cargo de la empres