El acondicionamiento de espacios de servicio y de infraestructuras viarias facilitan el uso ordenado y cualitativo del Parque por parte de la ciudadanía. Desde el planeamiento y la gestión iniciales, el diseño y la creación de estos elementos estructuradores —áreas de ocio y estancia, elementos viarios, miradores, etc. — con la máxima integración y diálogo con la matriz natural de la sierra, se ha considerado clave para el buen desarrollo del Parque en la investigación del equilibrio entre el uso y la conservación.

Con el paso de los años, desde este ámbito de gestión el esfuerzo ha ido basculando de la creación de nuevos proyectos a garantizar el buen uso y mantenimiento de las infraestructuras ya creadas, así como a contribuir al buen mantenimiento de la disciplina urbanística en el ámbito del Parque.